La importancia del suelo en la ganadería

El ganadero normalmente y con frecuencia fija su atención en sus animales y a lo mucho algunos más, en sus pastos y/o potreros pero muy pocos ponen los ojos en el suelo.

El suelo es una capa fértil que recubre la superficie terrestre y se compone de elemento sólidos, líquidos y gaseosos. Los pastos no serán nada si no son aprovechados de la mejor manera por los animales que lo consumen y así producir alimentos sanos para nuestros pueblos.

Los suelos tropicales son los que más han evolucionado en materia de adaptabilidad a los diferentes climas que se encuentran en estas latitudes. El clima cálido y húmedo originan suelos muy alterados y lavados de nutrientes de varios metros de aspersor.

Son frágiles, ya que la vegetación que soportan se retroalimenta de los restos orgánicos que ella misma genera. Mismos que se vienen perdiendo por el mal manejo de pastoreo continuos, predatorios e irracionales.

Los suelos son fundamentales para la vegetación, que se cultiva o se gestiona para producir alimentos. El 95% de los alimentos viene de ellos. Los suelos sanos son la base para producir alimentos saludables.

Lograr tener un suelo sano nos dará como resultado; un alimento sano para todos los integrantes de la cadena alimenticia. Suelo sano y nutritivo nos dará frutos y plantas nutritivas, consumido por los rumiantes encargados de producir carne y leche nutritiva.

¿Qué medidas puedes implementar para proteger tus suelos?

  • Evitar la costumbre de las quemas.
  • Practicar sistemas de pastoreo  en armonía, suelo-planta-animal (como circulo vistoso).
  • Evitar el uso de cualquier derivado de las abamectinas.
  • Evitar el uso de herbicidas
  • Reforestar nuestros campos
  • Utilizar productos alimenticios para el ganado de alta biodisponiblidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to top