Bienestar Animal

Este concepto tiene diversas definiciones, sin embargo podemos englobarlo en tres aspectos generales, que son la salud física del animal, su estado emocional y la posibilidad de expresar su comportamiento natural.

La educación respecto al bienestar animal se ha ido fortaleciendo durante los últimos años, tanto, que en empresas como en gobiernos se han ido aplicando políticas que protegen la calidad de vida de los animales.

De igual manera, el Consejo para el Bienestar de los Animales de Granja del Reino Unido (FAWC) determinó en 1992 las cinco libertades del bienestar animal, que son las siguientes:

    • Libertad de hambre y sed: Acceso permanente a una cantidad necesaria de agua fresca y una dieta saludable.
    • Libertad de incomodidad: Vivir en un ambiente limpio y confortable, donde el animal no sufra frío o calor, o viva en condiciones insalubres.
    • Libertad de dolor, lesión y enfermedad: Acceso a la salud. Visitas al veterinario para chequeos, diagnósticos y tratamientos, si fuera necesario. En el caso de los animales silvestres, vivir sin que los seres humanos le causen dolor o lesiones físicas.
    • Libertad para expresar un comportamiento normal: Suficiente espacio en su hábitat o en instalaciones adecuadas, y compañía de individuos de la misma especie para actuar según su naturaleza.
    • Libertad de miedo y angustia: Condiciones que le provean un ámbito saludable y tranquilo, evitando cualquier tipo de sufrimiento mental.

El principio de las cinco libertades constituye una aproximación práctica muy útil al estudio del bienestar y especialmente a su valoración en las explotaciones ganaderas y durante el transporte y sacrificio de los animales de granja.

Las mismas sirven para analizar y determinar si los derechos de un animal son respetados o si es preciso aplicar varios cambios para poder garantizarle una vida digna.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to top