Cuidados básicos para caballos

Si bien es cierto que el cuidado de un caballo no es el mismo que para un bovino, los caballos igual necesitan de un buen cuidado para tenerlos siempre en buenas condiciones y no sufra de alguna enfermedad.

Es por eso que te daremos estos consejos «básicos» que no debes de olvidar en el cuidado de tus caballos

-Cuidar su higiene  

Este es el cuidado más básico pero uno de los más importantes, mantener el lugar en donde se mantiene el caballo es fundamental:

  • Limpiar el bebedero y comedero
  • Cambiar cada semana el material de la cama
  • Tener ventilado el lugar
  • Sacar el estiércol (recomendable varias veces al día)

-Mantenerle una buena alimentación 

La alimentación de un caballo variará en función de distintos factores. El tamaño, el peso, la raza, la edad e incluso la actividad física, son algunas de las características que debemos tener en cuenta antes de empezar a alimentar al caballo.

La dieta contiene básicamente heno, aunque también podemos suministrarle de vez en cuando grano, siempre siendo mayor la cantidad de heno, que puede ser césped, alfalfa o ambas. Realizar una mezcla con diferentes tipos de heno es bueno para proporcionar al caballo una dieta equilibrada. El grano puede ser avena o pienso dulce.

-Cuidar los cascos del caballo 

Depende del tipo de actividad del caballo. Si pasa la mayor parte del día dando paseos por zonas con muchas piedras, cruzando ríos o andando por sitios con muchos hierbajos y pinchos, lo mejor será revisar al caballo cada vez que vuelva de ese paseo pues es muy probable que algo se le haya podido clavar.

Si no es el caso de nuestro caballo, con revisar los cascos una vez al día será suficiente. Sobre todo debemos fijarnos si hay algún pincho o piedra que pueda molestar al caballo. Si tiene alguna herida tenemos que curársela para cerciorarnos que no irá a más.

-Ejercicio 

Otro de los cuidados básicos que necesita nuestro caballo es una buena cantidad de ejercicio. Todos sabemos que los excesos no son buenos y abusar del ejercicio con nuestro caballo es tan malo como no hacer ninguno.

Dependiendo de la edad y la raza, el caballo necesitará más o menos ejercicio, pero como mínimo, todos los caballos necesitan ejercitarse una hora, cuatro veces por semana.

El descanso también es importante, así que por lo menos un día a la semana nuestro caballo deberá descansar completamente.

Volver arriba