¿Por qué es importante la agricultura y ganadería ecológica?

Desde principios de siglo se han desarrollado sistemas alternativos de producción de alimentos que sean más amigables con el medio ambiente.

Por lo que la agricultura y ganadería ecológicas tienen como objetivo la obtención de alimentos de máxima calidad y claro respetando el medio ambiente de manera que se conserve la fertilidad de la tierra y el óptimo uso de los recursos naturales en general, sin la utilización de productos químicos.

Sin duda parte de los objetivos de la agricultura ecológica es la producción de alimentos sanos, ya que no se incorporan sustancias químicas o residuos perjudiciales a la salud en el cultivo de los alimentos.

En este tipo de agricultura, se cultiva en combinación de diferentes variedades de plantas dentro del mismo campo, evitando totalmente los monocultivos de la agricultura industrial que desgastan los nutrientes del suelo.

Esto permite conseguir una sinergia entre los cultivos que incrementa la resistencia de las plantas al cambio climático. Se ha demostrado científicamente que, tanto en la naturaleza como en la agricultura, la biodiversidad ofrece una póliza de seguro natural contra los fenómenos climáticos extremos.

En cuanto a la ganadería ecológica, está muy relacionada con el bienestar animal y sus principios, ya que se le brindan las condiciones de vida adecuadas sin manipularlos genéticamente y hormonalmente, alimentándolos de forma ecológica y tratando sus enfermedades con tratamientos naturales.

Para la cría ecológica de los animales es necesario tomar en cuenta las razas que mejor se adapten al entorno en el que te encuentras de manera que sean más resistentes a enfermedades. De igual manera es necesario que tengan acceso a zonas a aire libre y como ya mencionamos, se respeten sus principios de bienestar animal.

Estas son algunas de las medidas que nos garantizan una mejor obtención de alimentos, más saludable y amigable con el medio ambiente, así mismo nos permitirá en el futuro seguir produciendo sin desgastar nuestros suelos.

Volver arriba